PRIMERA MESA DE EXPERIMENTACIÓN: PASCUA

Hola! ¿Qué tal han ido las mini vacaciones que tanto necesitábamos? Nosotros hemos aprovechado para desconectar a tope y recargar pilas.

Así que hoy os traigo un post súper chulo con una actividad que tenía muchas ganas de hacer con mi hijo. Son las conocidas mesas de experimentación. Sí, parece otra moda de estas que tanto hacen las mamis Pinterestianas pero es realmente una actividad preciosa y maravillosa.

IMG_2663

Y entonces, ¿qué es una mesa de experimentación? Pues no es más que un espacio creado por un adulto y que se visibiliza a través de una mesa o recipiente y diversos materiales y herramientas cercanos. Es un lugar que despierta la curiosidad de los peques que lo perciben como un cajón de sorpresas, ya que cualquier cosa que se pone en su interior puede resultar atractivo. Las también conocidas como cajas sensoriales permiten a los niños potenciar sus sentidos, desarrollar su motricidad, concentración e imaginación, considerándose una actividad terapéutica que aporta tranquilidad y relajación.

IMG_2666

Y es que el desarrollo sensorial es uno de los alimentos base de todo peque de entre 0 y 6 años. Algunas veces es el mismo niño quien se lo proporciona encontrando a su alrededor los elementos necesarios de aprendizaje y otras veces podemos crear el ambiente que le proporcione nuevas sensaciones. Y de una manera fácil y sencilla: a través del juego. Que es a través del cual los niños ensayan nuevas habilidades, exploran su imaginación y creatividad, y entablan relaciones con las demás personas generándose un vínculo emocional de aprendizaje y diversión.

Así que cuando como padre no se te ocurre ningún juego, este es perfecto. Porque como su buen nombre indica están pensadas para que los niños investiguen y manipulen a partir del material que los adultos escogemos y ponemos en ellas. Y pueden ser cosas muy sencillas: agua, recipientes, pipetas, piedras, paja, plumas, maderas… y ellos mismos estarán aprendiendo conceptos, leyes, pesos, temperaturas, texturas, volúmenes, colores… mientras  desarrollan su motricidad fina y gruesa, perfeccionan el vocabulario y manipulan libremente.

En nuestro caso, hemos empezado con la temática de Pascua pero evidentemente no tiene que ser lo primero que se les muestre. Y es que el momento para empezar con las mesas de experimentación va a ir con el desarrollo de cada niño (y de la época en que haya nacido, claro), pues merece la pena trabajarlas cuando el pequeño ya se mantiene en pie.

IMG_2667IMG_2670IMG_2671

Como podéis ver en las imágenes, todos los materiales escogidos, promovían el trabajo del que os he hablado más arriba: poner los pompones dentro de los boles, apretar con los dedos las pinzas, coger las plumas y hacer caricias, relacionar formas, tocar nuevas texturas, notar los pesos… y todo relacionado con el momento estacional que nos pertoca. Para que así el pequeño vaya relacionando tiempo con momentos.

IMG_2674IMG_2675IMG_2676IMG_2677IMG_2681IMG_2683

Realmente todo un éxito y un rato precioso de concentración y diversión para nuestro bebé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s