TODDLER YOGA

¡Námaste!

Hoy venimos con un post súper relajante y es que Marco y yo hemos empezado a practicar yoga. Lo hacemos en casa, después del cole, un par de días a la semana. Hacemos unas 10 posturas (asanas) muy básicas de yoga y después practicamos meditación y relajación. y siempre nos acompaña la música y los cantos.

Evidentemente, nuestras sesiones no tienen nada que ver con las típicas sesiones de yoga para adultos pero quiero integrarle esta actividad, que aprenda a pasárselo bien, a ser libre y feliz.

IMG_7132

Porque haciendo yoga, los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas posturas para evitar futuros problemas. Además, fortalecen los músculos y adquieren flexibilidad. Y a nivel mental, gracias a los ejercicios de respiración consiguen relajar la mente. El yoga les ayuda a concentrarse mejor, estimula la creatividad y elimina el estrés y los complejos.

 Si le enseñáramos meditación a cada niño de ocho años, eliminaríamos la violencia en solo una generación 

Dalai Lama

Pues eso; que el respeto hacia el medio ambiente, la paz, o el amor son temas que también juegan un papel importante en cada una de las sesiones.

Como no hay una edad mínima para empezar a hacer yoga con tu hijo, podemos empezar cuando nos sintamos preparados. Nosotros no hemos empezado antes porque primero tenía que tener mi cuerpo totalmente acondicionado para ello; no es sólo hacer ejercicio sino también tener la capacidad de compartir con un bebé ese espacio. Y ahora estoy en ese momento de conectar con mi propia niña interior, con crear y dejarme llevar por mi intuición. Aún así, está claro que practicar yoga con nuestros retoños ofrece una base estructurada para que los padres hagamos ejercicio y nos divirtamos con ellos, promoviendo la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la coordinación y la relajación para contrastar con la actividad energética. A parte, mejora el bienestar físico y estimula el lenguaje, la audición, la imaginación y las habilidades de desarrollo, pero también nutre el espíritu, fomenta la creatividad y fortalece los lazos familiares.

IMG_7081

IMG_7093

IMG_7097

IMG_7100

IMG_7101

IMG_7131.JPG

Y ahora que Marco está a un nivel de mayor independencia y el contacto físico parece haber disminuido (bueno, a ratos, porque continuamos en plan mami koala) creo que el yoga fortalecerá el contacto amoroso y lúdico y ayudará a gestionar momentos algo tensos (rabietas y pruebas de límites, ya me entendéis…).

 Además, el yoga es una actividad que se complementa a la perfección con otros deportes. Ya sabéis que Marco hace “natación” con su #daddycool. Podéis ver el post que ya escribí aquí. Así que nuestra intención es, junto con proporcionarle una dieta equilibrada con un alto consumo de frutas y verduras, que crezca con una conciencia de su cuerpo y de lo que es bueno para él.

IMG_7108

IMG_7133

Finalmente, os dejo un libro adorable por si vuestros hij@s son un poco más mayores (a partir de 5 años) y queréis empezar a practicar meditación. La meditación es una herramienta sencilla y eficaz, que se adapta perfectamente a las necesidades de los pequeños y les puede aportar beneficios inmediatos. Así que si creéis que sufren algo de estrés, les cuesta conciliar el sueño o están dispersos, haceros con esta joya. El libro ofrece historias y ejercicios simples y breves que los niños podrán practicar a diario, y pueden estar acompañados por sus padres (yo misma he hecho ejercicios para mi bienestar). Y es que la autora ha basado sus técnicas en el método de mindfulness desarrollado por Jon Kabat-Zinn, a través de las cuales se fomenta la confianza y la autoconciencia en nuestros hij@s a medida que comienzan a explorar el mundo por sí mismos.

granota

Así que ya sabéis, practicar yoga y meditación con niños lleva a que duerman mejor, estén más concentrados y serenos y se sientan más seguros.

¿Vosotros hacéis alguna actividad compartida con vuestros hij@s?

Anuncios

LA MAGIA DE LA INFANCIA

¡Aquí estamos otra vez!

Primero de todo decir que la semana pasada no pude publicar un nuevo post porque no teníamos terminado lo que os queremos enseñar… pero el jueves que viene veréis la chulada que se ha currado nuestro #daddycool.

Hoy os traigo algo simple, una actividad sencilla pero divertida. Y es que de vez en cuando también va bien saltarse un poco lo de los espacios perfectamente adecuados al niño y hacer el loquito mientras aprendemos.

No os asustéis. Simplemente, le he preparado una caja con sorpresas dentro y he esperado con la cámara para ver cómo reaccionaba. Y así, seguimos con la máxima de María Montessori de seguir al niño, sin descuidar demasiado el trabajo del área sensorial, ya que desarrollándola permitimos al niño dominar futuros conocimientos.

IMG_7068

Y así, sin más, y a través de experiencias propias de mi hijo, decidí que siguiera descubriendo el mundo que le rodea.

Y…¡Ay! Que vienen las Navidades… Y supongo que serán unas Navidades especiales, las primeras que Marco va a vivir más conscientemente. Pero no por ello queremos que crea 100% en universos ficticios creados por nosotros mismos y popularizados a través de costumbres y productos culturales. Vamos, que no queremos mentir a nuestro hijo pero tampoco queremos que no sienta la magia de esta época. Ni mucho menos recurrir al chantaje navideño para que “se porte bien”.

IMG_7061

IMG_7062

IMG_7063

IMG_7066

IMG_7073

Así que le presentamos la Navidad a Marco en forma de cajita, donde él, a través de los objetos y conceptos, puede crearse su universo y sus historias. Porque aunque parezca raro, en la pedagogía Montessori se establece una clara diferenciación entre “imaginación” (intrínseca al niño) y “fantasía” (un factor extrínseco). Por lo que una cosa es fomentar la imaginación y creatividad infantiles mediante el juego simbólico y otra, muy distinta, es fomentar creencias irreales.

IMG_7074

IMG_7075

IMG_7078

Los elementos que le hemos ofrecido son típicos y tópicos de la Navidad, lo sé, pero están escogidos porque no podemos abstraer al niño del entorno cultural en el que vive y crece. Lo único que hemos hecho, y tal como ya hicimos con la mesa de experimentación de otoño, es presentarle materiales y que él solo cree sus historias. Sin decir mucho.

IMG_7069

IMG_7070

IMG_7071

Lo hicimos así, a modo de photocall, para hacerlo más gracioso y “navideño”. Para ver qué pasaba, para descubrir, una vez más, que la magia no está en Papá Noel ni en los Reyes Magos sino que está en ellos, en los niños. Y una caja con “regalos” siempre será un caja con “regalos”. Venga de quien venga (bueno, si es de alguien conocido, mejor). Así que, ésta es la magia de la infancia.

Disfrutadla mucho, mucho.

IMG_7067

MESA DE EXPERIMENTACIÓN: OTOÑO

¡Hola!

Primero de todo deciros que quería subir este post hace unos días, pero se me ha ido retrasando por mil y un imprevistos y al final hasta hoy no he podido. Además, es un tema que si te pones, no lo acabas nunca porque van surgiendo ideas y con un peque al lado es imposible llevarlo todo a cabo… y lo chulo es que podáis hacerlo con vuestros retoños lo más pronto posible, así que, allá va.

img_6585.jpgHoy os traigo una actividad que podéis hacer en casa, súper sencilla y ambientada en la estación que estamos. Como ya he dicho otras veces, los pequeños viven y aprenden a través de ellos mismos y de su entorno más cercano, así que para ellos es muy interesante y estimulante acercar y dar respuesta aquello que les sucede en cada momento. Por lo tanto, lo más inmediato es una  mesa de experimentación de estación (o si, vuestro peque ya no es tan peque, podéis hacer una mesa de estación fija): un espacio que preparamos en casa dónde representamos los elementos más característicos de aquella estación que estamos viviendo. De este modo, los niños pueden ver, tocar y jugar con todo lo que después observan fuera de casa y establecen asíconexiones, nuevos aprendizajes, juegos, preguntas…

Y a mí el otoño me encanta. Por eso, buscar actividades que ayuden a explicarlo me divierte. En este caso, hemos preparado la mesa de experimentación todos juntos. Hemos recogido algunos de los elementos en excursiones que hemos hecho en la montaña, en el parque, en el cole… y otros los hemos ido a buscar a alguna tienda. Así que hemos puesto:

  • Castañas
  • Calabazas
  • Piñas
  • Granadas
  • Hojas secas
  • Frutos secos
  • Juguetes de madera con colores otoñales
  • Botella sensorial de la estación
  • Poster sobre la estación

IMG_6587

IMG_6589

IMG_6593

Una recomendación que os hago (y que ya he leído previamente en otros blogs) es que lo preparéis todo sin que vuestro hijo lo vea, así la expectación y la sorpresa es mayor y conseguimos captar su atención. Yo lo tenía todo guardado y lo dispuse durante una de sus siestas. Una vez está preparado y el niño está receptivo, lo invitamos a jugar, captando su atención con palabras que conozca. Y es que el efecto sorpresa es muy importante: primero, porque crea ese ambiente de descubrimiento por si solos y segundo, porque si tenemos que montar toda la mesa y los materiales con ellos va a ser complicado y tocan antes de tiempo, entonces se frustran y cuando finalmente esté preparado cuesta cambiar ese ambiente.

Y al final llega el momento mágico. Cuando entran en contacto con el epsacio de experimentación. Es importante que dejemos al niño hacer, el juego tiene que ser libre si no, no es juego. Si no nos imitará. También es importante no hablarle demasiado, para no acaparar su atención. Lo bonito es ver como ellos mismos van entrando en sus pensamientos, en sus movimientos, en sus descubrimientos. La verdad es que Marco se despertó algo nervioso y le costó un poco entrar en el espacio, pero le explicamos lo que había, lo invitamos a tocar haciéndolo nosotros también y poco a poco nos separamos (sentados en el suelo, cerca pero sin intervenir) para que él  pudiese tocar los materiales, olerlos, probarlos, crear alguna mini historia y finalmente tirar las piñas, calabazas y granadas a Charlie, el perro.

IMG_6602

IMG_6605

IMG_6606

IMG_6610

 

IMG_6615

IMG_6617

IMG_6624

La verdad es que es un ejercicio muy bonito y si no sale bien a la primera se puede guardar para el día siguiente (nosotros lo hicimos :)).

Espero que os haya gustado mucho, mucho y que lo probéis con vuestros pequeños.

¡Nos vemos la semana que viene!

IMG_6626

IIª FERIA DE LA LACTANCIA Y LA CRIANZA DEL MARESME

¡Hola a tod@s!

¿Cómo va esta semana cortita? ¿Preparados para el puente? Nosotros sí, y es que os traigo una súper propuesta para hacer en familia el próximo domingo 14 de octubre la 2ª edición de la Feria de la Lactancia y la Crianza del Maresme, que se celebrará en Canet de Mar.

promo_cartell2

Será una jornada preciosa llena de actividades, talleres, conferencias, varias zonas para todos… la verdad es que no os lo podéis perder. El objetivo de este año es que nos convirtamos en un referente de la comarca en esta temática y a la vez, impulsar la actividad económica del pueblo y de la zona.  De nuevo, estaremos en la Plaza Universidad y en la Escuela de Tejidos, de 10 de la mañana hasta las 19h de la tarde.

¿Por qué no os lo podéis perder para nada del mundo mundial? Pues porque lo hemos hecho un grupo de mamis de Lactamar Prolactancia, una asociación sin ánimo de lucro que da soporte a la lactancia materna y ayuda a todas las madres con actividades y asesoramiento a entender mejor cómo alimentar a un bebé. Y es que hemos preparado esta feria con mucho esfuerzo, cariño y amor y creemos que va a ser un día de emociones fuertes, encuentros preciosos y un lugar prácticamente mágico dónde surgirán recuerdos y amistades para toda la vida.

promo_cartell_info2

Y es que a mí, este año, me hace especial ilusión. Porque he participado activamente en su preparación (casi un año de trabajo que llevamos), porque he hecho amistades que jamás pensé que haría, porque mi hijo va a pasarlo tan bien que lo va a recordar toda la vida y porque habrá cosas y sorpresas para todos.

Y además, la temática será “Rompiendo mitos”, donde entre todos pondremos sobre la mesa las típicas etiquetas y prácticas de la lactancia y la crianza para avanzar un poquito más y hacer de la maternidad algo maravilloso, llano, respetado y con amor. Así que, para haceros un poco la boca agua, os voy a poner algunas de las actividades y paradas que tendremos. Para empezar a romper mitos tendremos a tres conferenciantes excelentes, Carlos González, Jessica Santos y Armando Bastida. La verdad, es que sólo por escucharlos a ellos ya vale la pena pasar por la feria… son una delicia. Y aunque las plazas son limitadas, lo tendréis fácil para participare en ellas.

También habrá talleres y actividades diversas, como juegos fotográficos, yoga, danza, masajes, porteo…

Y finalmente habrá cuatro zonas con muchas, muchas sorpresas: zona infantil, zona market (con más de 40 paradas), zona food trucks y espacio fotográfico, donde a través de las fotografías de Eva Torres y las experiencias personales de las madres y padres de Lactamar haremos una crítica social y desmentiremos mitos y falsas creencias transmitidos culturalmente, generación tras generación, que promueven actitudes negativas hacia la lactancia materna.

promo_market

Y desde aquí quiero dar las gracias a personas tan maravillosas y altruistas como son Laia, Vane, Sara, Anna, Adriana, Vanesa i Ester. Porque no hay mejores #partnersincrime que vosotras. I a Moment Magic Fotografia por hacer a nuestros hijos estas fotos tan bonitas.

Han sido meses y meses de trabajo y ilusión así que esperamos veros a tod@s: padres, madres, abuelos, herman@s.

Y si queréis ver más en detalle todo lo que habrá podéis consultar el folleto aquí o descargar nuestra app aquí. Lo ha ha diseñado todo Laia, una de las mamis y es un trabajo alucinante. El día de la feria habrá sorpresas anunciadas en ella, así que ¡bájatela ya!

 

RECETAS: BANANA BREAD

¡Hola!

Feliz semana y feliz inicio de otoño! Hoy traigo un tema nuevo en el blog pero que tenía muchas ganas de inaugurar: recetas. Y aunque con el peque me cuesta mucho organizarme para preparar cositas en la cocina e ir haciendo fotos a veces, bien juntitos y de buen humor, hacemos algunos progresos. Así que os traigo un post con una receta que tenía pendiente colgar dese que empezó verano: nuestro Banana Bread. La verdad es que en casa dura 15 minutos y nos tenemos que controlar porque lo devoramos. ¡Ah! ¡Y este no engorda que es de plátano! Veréis que en los ingredientes os propongo versiones por si no quereis que vuestros hijos tomen “demasiado” azúcar…

DSC03281

Intentaré colgar alguna cosita más sobre comida. recetas muy muy fáciles, rápidas y buenísimas!

Ingredientes

DSC032733 plátanos (bastante maduros)

 2 huevos

 125 gramos de mantequilla

 50 gramos de azúcar / pasta de dátiles / agave / zumo de alguna fruta

 80 ml de leche

 250 gramos de harina

 Sobre de levadura

 Cucharadita de sal

 Pasos

( calentar el horno a 180º)

Ponemos en un bol la mantequilla y el azúcar. Nosotros la deshacemos un poco en el microondas para que se pueda batir mejor. Seguidamente vamos incorporando los huevos, uno a uno y sin dejar de batir, a una velocidad media. Podemos usar la batidora eléctrica o hacerlo a mano. Es un pastel muy sencillo y no es difícil conseguir una buena masa.

A continuación añadimos los plátanos, a trocitos y bien machacados (si son suficientemente maduros, con un tenedor lo haremos la mar de rápido). Lo bueno de este bizcocho es que utilizamos fruta que ha madurado demasiado y no es agradable de comer pero que nos ofrece resultados deliciosos.

DSC03276

Seguimos mezclando hasta que quede una masa homogénea. Cuánto más mezclemos más esponjoso sale.

Añadimos la leche y mezclamos. Y por último, añadimos la harina, la levadura y la pizca de sal.

También podemos añadir algún tipo de frutos secos, como nueces o avellanas.

Finalmente, ponemos nuestro bizcocho dentro del horno durante 1 hora o algo más, según si nos gusta más crudito o tostadito.

¡Ya ha disfrutar!

IMG_0402

Nosotros hemos aprovechamos el Banana Bread para hacer merendolas veraniegas, aunque es un postre o merienda súper chulo para cualquier momento del año. La verdad es que se hace realmente rápido y sin ensuciar demasiado. No supone una gran infraestructura ni maña (yo para los postres soy un auténtico desastre)  y el éxito es está asegurado. Además, me parece una idea divertida para los peques que empiezan BLW (si ya han introducido todos los ingredientes y substituimos el azúcar por otras opciones) ya que la textura es curiosa pero fácil de manejar.

¡Por cierto! Si no sois muy mañosas con las medidas, mi madre una vez me dijo un truquillo: una cuchara sopera equivale a unos 20-25 gramos. A mí me va genial.

Espero que os guste y estaré encantada de ver vuestros Banana Bread por aquí.

Nos vemos el jueves, feliz semana!

LA INFINITA RIQUEZA DE LA NATURALEZA

¡Hola! después de dos semanas de reposo del blog, aunque no de reposo físico… volvemos para explicaros una actividad preciosa, fácil y al alcance de toda familia: el contacto con la naturaleza. Ya os conté en este blog de aquí que la naturaleza ayuda a que todo fluya, a coger energía y fuerza. Ayuda a ir despacio. A observar, dentro y fuera de uno mismo. Y que nuestro objetivo, tal y como dice María Montessori, es darle el mundo a nuestro hijo: mirar las nubes, el sol, los sonidos, los animales, el agua, las plantas, los insectos, la hierba, las hojas… en fin, la infinita riqueza de la naturaleza.

DSC03085Este verano estoy hojeando el libro de 100 actividades Montessori a partir de 2 años (aunque con Marco lo hacemos des de los 12 meses…) y con el calor nos hemos centrado más en hacer las actividades de exterior.

Así que nos fuimos en familia a aprender a convivir con la naturaleza. Seguro que todos tenemos, relativamente cerca de casa, un lugar idílico para llevar a nuestros hijos. Un lugar abierto, libre de humos y construcciones donde puedan crear vínculos con lo natural. Tomar consciencia del lugar que ocupan en un contexto más amplio. Es importante que los niños sean sensibles a la naturaleza desde bien temprano, que entiendan sus fragilidad y su fuerza y que aprendan a respetarla.

DSC03050.JPGNosotros fuimos a la riera de Arbúcies. I allí acompañamos, de la mano, a nuestro hijo para que descubriera una parte de mundo. Uno de los pilares de la filosofía Montessori es estar cerca del niño pero sin intervenir, simplemente acompañándolo. La intervención del adulto, como llevarlo en brazos, estirarlo, cogerlo o hacerlo ir donde tú quieres es mantenerlo por debajo de sus capacidades reales, así que el regalo que le podemos hacer es bien sencillo: tiempo para andar, sin presión ni dirección. Ellos se ponen contentos cuando pueden tocar, oler, observar y mirar todo eso que les llama la atención. Y la naturaleza te permite ir más despacio, pensar, hacer eso del “slow family living”, porque la vida no es una carrera sino un viaje, un descubrimiento para hacer juntos.

DSC03057.JPGAsí que una vez allí, nos dedicamos a, simplemente, observar. Aprendimos a estar quietos y en silencio cada vez que pasaba una libélula, escuchamos el sonido del río y observamos cómo fluía el agua, pisamos piedras secas y mojadas (Marco entendió que las mojadas tenían musgo y resbalaban), escuchamos pájaros, recogimos hojas y buscamos caracoles. Evidentemente, y siguiendo el acompañamiento que necesita todo ser en etapa de aprendizaje, nosotros lo animamos a hacer algunas de las actividades aunque es cierto que la curiosidad y el interés es innato en los niños de estas edades.

dsc03060.jpgDSC03067

DSC03069

DSC03085DSC03097

DSC03098También nos llevamos a nuestro perrito Charlie, muy importante en la vida de Marco. Con él juega, le pone comida, lo abraza, lo acaricia, juega (y mucho) y lo observa a todas horas. Aprovecharon para correr juntos, bañarse, comer…

DSC03062.JPG

DSC03100.JPG

Lo bonito de estas actividades es poder hacerlas en cada estación del año y descubrir qué pasa en el lugar cada vez que vamos. También, si los niños son más mayores, se pueden crear mesas de observación con lupas, crear mandalas con el material recogido o un diario de viaje a modo de cuaderno de bitácoras, con mensajes, material recogido y fotografías.

Lo esencial, es que con estos paseos el interés por la vida que envuelve a nuestros hijos se verá agudizado y su curiosidad natural, alimentada. Así que salid a pasear, a pisar hojas y charcos, a mirar el cielo y el suelo, a buscar animales. A vivir con ellos y darles el mejor regalo del mundo: tiempo.

DSC03111.JPG

ARCO IRIS SENSORIAL

¡Ya estamos aquí!

Y hoy os traigo un post con una propuesta que hacía muchísimo tiempo que quería hacer: el Arco Iris sensorial. Y aunque lleva un poco de trabajo y dedicación, en el fondo es una actividad extremadamente básica, austera y deliciosa. Y nos sirve como comodín a días un poco aburridos.

IMG_2734

La verdad es que todo empezó cuando leí el artículo del blog de Mamaextraterrestre sobre la Teoría de Piezas Sueltas. Resumiendo mucho, se plantea que si tuviéramos las herramientas adecuadas, la creatividad no sería un privilegio de unos pocos. Si nos dejaran, todos podríamos participar en dar forma al mundo que nos rodea. Habla de la infancia como una época clave del desarrollo de las habilidades creativas y propone un mapa de ruta donde la inclusión de Piezas Sueltas o variables en todos los lugares donde haya niños es esencial. Parte de la pedagogía Reggio Emilia, donde los materiales de juego no estructurados son la base de todo juego y que permiten desarrollar la creatividad a todos los niveles y proveer los medios para hacerla florecer desde la primera infancia. Lo bonito de este tipo de juegos es no obstruir al niño en su desarrollo natural del juego. Es acompañarlo, observarlo y arroparlo. Desde lejos pero cerca.

IMG_2737Partiendo de esta hipótesis, nacen actividades como la que hemos hecho esta semana con nuestro hijo. Una actividad sensorial que es a la vez una invitación absolutamente irresistible. Porque a veces, jugar con material no estructurado no es simplemente palos, piedras y piñas, sino que  se trata de ofrecer claves para vivir de una forma creativa a todos los niveles, desde lo pequeño y cotidiano a lo más grande.

IMG_2735Y como hemos empezado con lo pequeñito, hemos teñido legumbres y pasta. Primero porque los colores brillantes gustan a cualquiera, segundo porque el material obtenido se puede guardar y utilizar para jugar a las cocinitas, mini-mundos, mandalas, esculturas con arcilla… y tercero porque el pequeño trabaja motricidad fina, texturas, formas y trasvase.

Lo que necesitamos para llevar a cabo la actividad son:

– Legumbres, arroz, pasta… lo importante es que haya múltiples texturas, tamaños y movimientos.

– Colorante alimenticio de todos los colores posibles. En Amazon venden packs preciosos y a buen precio.

– Vinagre blanco, que fija el color.

– Un poco de agua para reblandecer un poco los granos.

– Bolsas herméticas para hacer las mezclas.

– Caja o bandeja para presentar la actividad.

– Varios contenedores y herramientas de manipulación (bols, cazos, cucharas, coladores, cacharros de cocina…).

Procedimiento

Ponemos en cada bolsa hermética los granos, el colorante (las cantidades las iremos viendo según el tipo de colorante), un chorrito de vinagre y una cucharada de agua. Agitamos un poco y dejamos macerar un ratito. No demasiado porque si la humedad entra demasiado en los granos puede que se reblandezcan demasiado y se nos acaben pudriendo. Nosotros los dejamos media hora más o menos. Después los extendemos, sin mezclar colores porque se puede liar bien gorda, en un plato o papel de cocina y lo dejamos secar toda la noche. Al día siguiente, ya estarán listos para jugar.

La propuesta queda preciosa si se presenta en la bandeja en orden cromático. Es armonía visual natural y no hay nada que pueda competir contra eso… Y las opciones de juego son infinitas: tocarlos en la misma caja, clasificarlos en tarros, sobre la mesa de luz, buscar tesoros en medio, colocar muñecos en medio, hacer creaciones artísticas, para cocinitas… Marco los tocó, los cogió con la cuchara, preparó platos y se los dio a los Nins. Pero hemos guardado los granos para futuros juegos.

IMG_2733IMG_2740

IMG_2742IMG_2745IMG_2752

IMG_2759

IMG_2769IMG_2770IMG_2772De verdad que es ir a lo más básico y triunfar segurísimo. A veces nos preocupamos en encontrar el juguete estrella y en casa, a la mano de todos, está la respuesta. Os animo a hacerlo.

IMG_2776.JPG¡Hasta la semana que viene!

IMG_2755.JPG

AMSTERDAM EN FAMILIA

¡Hola! ¿Qué tal vuestra semana?

Nosotros muy, muy cansados después de pasar un fin de semana exprés en familia en Ámsterdam. Pero es que a veces, la vida te ofrece regalos y esta vez, mi padre, nos ha regalado a toda la familia un viaje a esta ciudad. Des de siempre nos ha gustado viajar pero des de que nació Marco no nos hemos visto preparados para hacerlo hasta ahora. Nos daba un poco de miedo todo: el avión, las horas sin dormir, cambio de comida, de horarios, de “casa”… y no sé si lo hemos hecho en el momento más adecuado o es que nuestro hijo tiene un poder de adaptación superior al nuestro. Y es que realmente. ha sido un REGALO de viaje. Un lujo y un gozo. Y yo he descubierto el poder de “meditación” interior que tengo…

af496015-c35d-4e55-a23d-79fac5bebe02

Antes de contaros las visitas que hemos hecho os voy a dar cuatro pautas que a nosotros nos han salvado la vida:

– Llevar carrito de paseo. El carrito evidentemente te lo llevas pensando que tu hijo estará allí sentadito observando el nuevo paisaje. Pero no. El carrito sirve para transportar todas sus cosas para sobrevivir durante el día: algo de ropa por si refresca (el tiempo es muy variable…), tuppers con comida, agua, ropa de recambio, juguetes… El único handicap fue que en los aviones de compañías low cost te dejan llevarlo hasta la puerta de embarque y cuando aterrizas tienes que irlo a buscar a la cinta con las demás maletas. y es un rollo muy grande. A la ida estuvimos muchísimo rato esperando a que saliese y eso nos molestó porque no ayudó demasiado…

DSC02853

– Y la mochila portabebés es nuestro gran, gran aliado. Sé que no todos los bebés (o no tan bebés…) no les gusta ir allí dentro pero nosotros hemos porteado des del primer momento y Marco está súper acostumbrado y feliz. Realmente, la rutina de un viaje es muy distinta, y los niños acaban muy cansados del trajín que les damos, así que nunca está de más tener varias opciones para llevarlos.

DSC02864

DSC02682

En el viaje de vuelta sufrimos un retraso enorme debido a las huelgas de controladores en Francia y el pequeño se durmió allí dentro antes de despegar hasta que llegamos a casa casi a las 5 de la madrugada, que fue directo a la camita.

Y ahora sí. Dicho esto os hago un resumen cortito de nuestro fin de semana a Ámsterdam. ¡Vamos allá!

DSC02670

DSC02678

Salimos muy, muy pronto de casa para coger el primer avión del día. Me daba un poco de miedo despertar a Marco tan de madrugada pero lo cogimos en brazos con el pijama y lo pusimos en el coche. Durmió un ratito pero al llegar al aeropuerto empezó a alucinar con los aviones y los ruidos. El vuelo fue muy agradable, cosa que nos sorprendió a todos. El pequeño estuvo con su padre la mayor parte del viaje, mirando por la ventanilla, cantando, jugando, pintando… la verdad es que mi marido tiene más paciencia y paz que yo y en estos momentos se lleva todo el esfuerzo. Pero el pequeño estuvo receptivo así que todo fue genial. Al llegar a Ámsterdam, y para evitar estresarnos, lo pusimos en la mochila y durmió un par de horas.

DSC02686

DSC02705Cuando llegamos a Ámsterdam, cogimos un tren hacia el centro y de ahí un bus (que se coge en el mismo aeropuerto y tarda 10 minuto) que nos llevó hasta el hotel, situado en el centro, delante de la estación central. Dejamos maletas, nos aseamos un poco y a andar. Nos paramos a comer algo en un puesto de comida típica holandesa (guarrete, vamos…) cerca del hotel, en el barrio central. De ahí caminamos hacia el barrio de Jordan, el barrio latino y bohemio por excelencia. Pasamos por la plaza Dam, el centro neurálgico de la ciudad, y nos escondimos por las callejuelas llenas de plantas, cuadros y suelos empedrados. Evidentemente, los canales los cruzas una y otra vez. Visitamos la casa de Anna Frank, el mercadillo y paramos a un parque para jugar un poco. Allí, hasta el parque más cutre tiene juguetes públicos. Pero no son juguetes cualquiera. ¡Alucinas!

DSC02714DSC02734

DSC02737DSC02740

DSC02784DSC02788Compramos algo de comer para el peque (yogurt y arándanos, sus preferidos del mundo mundial) en Albert Heijn, que hay por todas partes. También compramos queso en una quesería típica y descubrimos la tienda de la Casa de los Ratones. Un lugar mágico donde te podrías pasar horas mirando la cantidad de detalles que contiene. Y merendamos en Winkel 43, donde hacen una (o la) tarta de manzana que es deliciosa. Se la dejamos probar a Marco y se rechupaba los deditos.

DSC02747DSC02757DSC02764

Después caminamos por los canales más bonitos de la zona y paseamos por el barrio Rojo, aunque no pudimos ver gran cosa porque era demasiado pronto… Cenamos en un wok, hicimos una cerveza en una terracita al lado de n canal y nos fuimos a dormir porque estábamos re-ben-ta-dos. Aunque Marco quiso jugar un poco antes…

DSC02808DSC02823DSC02827IMG_0032

El domingo nos levantamos frescos y pronto y después de un desayuno de lujo en el hotel nos pusimos en marcha. Paseamos por el mercado de las flores donde compramos algunas tulipas y nos adentramos en el barrio de Pijp. Otra zona bohemia y vintage. El barrio es muy bonito y hay tiendas preciosas, vale la pena destinar algún ratito. Sin tanto alboroto de turistas. Marco se quedó frito en la mochila y aprovechamos para llegar rápido a Vondelpark. El parque por excelencia de Amsterdam, y allí pasamos un buen rato entre prados, sombras, foodtrucks y conciertos. Marco corrió y hizo la voltereta y la croqueta como un loco. Después paseamos por la zona de los museos hasta el letrero de IAMSTERDAM, que debe de ser el lugar más turístico de toda la ciudad. Si esperáis tener una foto de vosotros solos en el cartel ir en pleno invierno porque si no ya os digo que es imposible. Lo que nos quedó de tarde lo pasamos haciendo algunas compritas. Yo entré en HEMA y cogimos un chubasquero amarillo para el peque (muy típico, ¿no?).

DSC02848DSC02861DSC02873DSC02877DSC02899DSC02927DSC02942DSC02956DSC02968

Y hasta aquí nuestro finde exprés en familia en Ámsterdam. Realmente hemos disfrutado a tope y ha valido mucho la pena. El norte es un lugar preciso y nos hemos quedado con millones de cosas por visitar. Así que, esperamos volver pronto para descubrir nuevos rincones.

DSC02971.JPG

VERMUT SOLIDARIO: HAVE FUN & HELP THE WORLD

¡Hola!

Hoy os traigo un resumen de lo que ha sido este fin de semana. Y es que hemos estado en el Vermut Solidario, como habéis visto los que me seguís en las redes sociales. La verdad es que teníamos millones de ganas de ir porque Laia (una gran amiga y persona y voluntaria del Vermut) nos había hablado tanto y tan bien que nos moríamos por verlo. Además, esta edición se celebraba en el Castillo de Montjuïc, que me parece un lugar mágico y encantador. La pena fue que mi marido se puso enfermo y tuvimos que ir Marco y yo, aunque allí nos encontramos con algunos amigos. Y realmente alucinamos. Es verdad que con un bebé vas a otro ritmo pero me pareció una gran fiesta.

IMG_8873

Y es que el Vermut Solidario es una iniciativa que tiene como objetivo fusionar la diversión con la solidaridad. Es decir, ejercer la solidaridad sin dejar de divertirse. Todo un nuevo concepto de evento: son 12 horas de diversión, donde todos los beneficios se convierten en una donación a una ONG. Esta edición el acto ha querido recaudar fondos para dos organizaciones preciosas:

Pallapupas trabajan en centros sanitarios usando el humor y el teatro como recurso para superar y crecer en la adversidad. El humor permite relativizarla, y rebajar el dramatismo. Su trabajo ayuda a mejorar el estado emocional de las personas enfermas, generando un cambio positivo mediante el humor y el teatro.

IMG_8897

IMG_8899
Surfrider Foundation Europe a través de la asociación Posidonia Green Project tienen el objetivo de limpiar las playas de Barcelona de plástico. Su misión es crear y desarrollar un proyecto de monitorización del estado de salud de las playas de la ciudad.

IMG_8879

IMG_8880

Nos ha encantado esta nueva forma de ocio solidario, en las que divertirse y ayudar a crear un mundo mejor es posible. Así que decidimos ir en plan slow, a disfrutar y a aprender. Llegamos un poco antes de la 1, canjeamos nuestras entradas anticipadas (con patatas fritas, tiquets de bebidas, snacks, bolso totem y vaso reciclable precioso) y lo primero que hicimos fue ir a saludar a Laia, que estaba en la caja vendiendo tiquets. Nos dimos una vuelta para entrar en el ambiente y repasamos cada rincón del castillo. Las vistas, los escenarios, la amplia variedad de foodtrucks con gastronomía nacional e internacional, la zona solidaria, la zona de shopping y finalmente la Family Zone. Aquí nos hubiéramos quedado a vivir. Al menos Marco.

Cuando llegamos estaban haciendo la actividad de pompas de jabón y el peque no paraba de soltar ooohhh! cada vez que le pasaba una burbuja por delante. Las perseguía, se bañaba en los cubos con jabón, cogía instrumentos para hacer las burbujas y se tiraba de cabeza para entrar en ellas. Me encantó. Simplemente me encantó. hacían servir objetos cotidianos para hacer súper burbujas gigantes y los niños no daban crédito.

IMG_8883

IMG_8886

IMG_8888

IMG_8894

IMG_8895

Después de acabar bien mojados (suerte que hacía sol) fuimos al stand de Pallapupas a mirar como pintaban caras, hacían trenzas y hinchaban globos. Obviamente el que nos regalaron duró poco en las manos de Marco…

Así que nos instalamos a la Baby’s Playground montada por Jugaia. La delicia más deliciosa de todas. Un mini mundo de juguetes preciosos, de calidad y pedagógicos: juguetes de Grapat, juguetes Waldorf, tablas curvas, botellas y paneles sensoriales… todo gracias a las bonitas chicas de Jugaia, que hacían un seguimiento de tu hijo con reportaje fotográfico incluido.

IMG_8901

IMG_8905

IMG_8907

IMG_8908

IMG_8909

IMG_8911

IMG_8936

IMG_8940

IMG_8941

Y después de jugar y jugar, nos fuimos a comer. Nos decidimos por la FoodTruck de Mandonga, donde nos sirvieron unas exquisitas albóndigas eco (escogimos la de cerdo marinado con salsa de soja y jengibre para mí y la de ternera fumada para Marco) en forma de hamburguesa exquisitas.

IMG_8912.JPG

Y para terminar la tarde, nos metimos en la Ciudad De Cartón By Avancar & ArquiKids, un laberinto de Barcelona hecho de cartón precioso.

IMG_8922

IMG_8924

IMG_8925

Y aunque la tarde se empañó un poco con llovizna y un poco de niebla, paseamos un ratito más, escuchamos música y cuando los peques empezaron a cerrar lentamente los ojos volvimos a casa.

Realmente nos pareció una experiencia preciosa y divertida, para mayores y pequeños. Así que, estad atentos a la próxima edición porque no os la podéis perder para nada en el mundo. ¡Nosotros seguro que repetimos!

IMG_8913

SANT JORDI 2018

¡Hola!

Esta semana ha vuelto a ser un poco de locos y mi vida ya no da para más, pero aquí estoy, con el post escrito y publicado a tiempo. Y como no, esta semana va dedicado a los libros que hemos incorporado en casa este Sant Jordi. Hace un tiempo hice una entrada con la primera biblioteca de Marco, donde podéis encontrar otros libros deliciosos, aquí.

El día del Libro nos quedamos dando un paseo tranquilo por nuestra localidad y así hacer un poco de compra local… la verdad es que, sorprendentemente, ¡tenemos librerías muy chulas y actualizadas! Así que todas las nuevas adquisiciones las hicimos en las paraditas que pusieron en las calles de nuestro pueblo.

thumbnail_IMG_8255

Pues bien, allí vamos. La primera ronda de cuentos son los que le hemos regalado a Marco.

Azul

Es un libro de tapa dura y pequeñito pero fácil de manejar. El nuestro es en catalán pero también está disponible en castellano. Más allá de ser el típico libro de los colores, al pasar las páginas descubres una historia que mágicamente se va encadenando página a página, dibujo a dibujo. Un anillo que cae al mar, un pez que se lo come, una ballena que se come al pez… es un libro sorprendente, sobre el color azul, con preciosas ilustraciones que se enlazan unas con otra contándonos una historia llena de tonos, matices y color.

Rojo

El mismo formato que el anterior, pero con el color rojo. Como si de una obra de teatro se tratara diferentes personajes aparecen tras abrirse el telón: caperucita roja, un zorro, un atardecer, una estrella de mar… y con ellos siempre presente el color rojo como hilo conductor de este maravilloso libro. Otra de las cosas bonitas que tienen estos dos libros es que ayudan a introducir vocabulario nuevo.

img_8259.jpg

Y no podía faltar un libro sobre este gran día: la leyenda de Sant Jordi. Lo tenemos desde el año pasado pero lo releemos cuando se acerca la época. El nuestro forma parte de la selección de cuentos explicados por Patufet y aunque no me encante la historia (no quiero que mi hijo crezca entre estereotipos…), se trata de una revisión tierna y divertida del costumario catalán. Y evidentemente son libros más aptos para cuando los niños saben por completo el hilo de la historia pero nosotros se lo enseñamos para ir contextualizando los momentos del año.

thumbnail_IMG_8281

El sol fa tard

Otro tesoro de Anna Llenas y Susana Peix. Un libro que abraza a los lectores suavemente y los encandila con sus imágenes, colores y sonidos. El Sol decide dormir un poco más y todo se desmorona a su tiempo. Explica los esfuerzos y impedimentos que tendrá que superar para recuperar su papel en el mundo. Como veis en la fotografía, Marco se ha enganchado a la historia.

IMG_8260

La siguiente selección de libros son los que nos hemos regalado papá y mamá. Sí, en casa recibimos todos libros.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

img_8257.jpg

Los libros más cotizados del momento: una recopilación de pequeñas historias con el relato de las vidas de grandes mujeres de la historia. Y aunque hoy son para mí, en un futuro los leeremos con Marco. Porque sí, porque se trata de visibilizar el papel de las mujeres a lo largo de la historia de la mano de todos. Y estos libros resultan una manera preciosa de hacerlo con nuestros hijos e hijas. Creo que es un libro imprescindible en cualquier casa y así ayudar a crear una sociedad mejor y dónde cualquiera pueda llegar a ser lo que desee, sea hombre o mujer. No por tener un varón debemos comprar libros de coches y monstruoso o por tener una niña comprar libros de princesas y muñecas.

Así que, página a página descubrimos la historia de 100 mujeres extraordinarias. Mujeres que fueron escritoras, piratas, paleontólogas, cirujanas, espías… Mujeres que persiguieron aquello en lo que creían. Cada biografía va acompañada de una original.

Libros Montessori

Y aquí mi lectura. 100 actividades Montessori para adentrarnos un poco más en la pedagogía Montessori en esta nueva etapa que empezamos (15 meses-5 años). Un libro claro y sencillo inspirador.

Todas las actividades vienen debidamente explicadas y fundamentadas. Están clasificadas en 7 grandes grupos diferentes: la vida práctica, la vida sensorial, el trabajo manual, el lenguaje, las actividades manuales y creativas, la motricidad global y la naturaleza.

Filosofía

thumbnail_IMG_8282

Y para papá un libro de filosofía, que le encanta. Un libro ameno que es mitad introducción a la filosofía y la psicología y mitad guía para ir por la vida.

Y bien, esto es todo por este año. Espero que os hayan gustado mis propuestas y que me contéis cuáles son las vuestras.

IMG_8256