¡SMASH THE CAKE!

Parece que me he puesto las pilas y me voy poniendo al día con los posts. Aunque vaya un poco cansada, ¡merece la pena! Estas semanas están siendo un poco locas porque estamos a tope con los preparativos de la fiesta de nuestro pequeño (¡sólo quedan dos días!), pero aquí estoy. Dispuesta a enseñaros el primer paso para celebrar el primer cumpleaños de mi bebé… o no tan bebé.

IMG_2594El famoso, cotizado y rompecabezas Smash the Cake. Todo un ritual de ensueño donde las mamás nos descalabramos por presentar el decorado más currado y precioso para que nuestro retoño acabe de colorines i pegajoso. Es decir, hacer  una sesión de fotos donde el principal protagonista es el bebé y una tarta. Así introducimos al mundo de los pasteles de cumpleaños a los pequeños y se les deja hacer libremente todo lo que se les ocurra. Y es que de eso se trata el smash cake (o destrozar el pastel): es un divertido juego de aprendizaje y de exploración sensorial para el bebé.

IMG_2603IMG_2608IMG_2609IMG_2613Y es que llevaba un montón de tiempo imaginándome como sería. Había hecho dibujos del decorado y me imaginaba lo que haría nuestro salvaje. Aunque nos sorprendió gratamente. Quizá tenía sueño o no estaba muy inspirado pero le costó arrancar y quedar teñido de verde. Por suerte, no le pusimos casi ropa… como la sesión ya era un poco ambientada en lo salvaje… ¡quedó fenomenal!

Para inspirarme tiré un montón de Pinterest. Podéis ver mi tablero aquí. De hecho la temática es la misma que la de la fiesta… la semana que viene os lo enseño todo. Usamos cajas antiguas que teníamos de nuestra boda, hiedra artificial, el libro de Allí donde viven los monstruos (tema central de la fiesta), pompones, globos blancos, dos guirnaldas (una la compré en Amazon y la otra la dibujé yo), confeti, troncos y palitos y un precioso uno que fabricó mi padre con palos del bosque.

La sesión la hicimos en casa de mis padres, que tienen un espacio cerrado y calentito para hacer este tipo de celebraciones. Y las fotografías las hice yo misma. Me hubiera gustado poder traer a algún fotógrafo pero no sé si mi pequeño se hubiera sentido cómodo…

IMG_2619IMG_2625IMG_2626IMG_2629IMG_2631El pastel nos lo hicieron en la preciosa tienda de My sweet dreams cupcakes. Me preocupaba un poco el tema azúcar pero ¡por una vez no pasa nada! Tampoco se zampó toda la tarta… simplemente hundió un poquito los deditos y chupó. Realmente fue una experiencia divertida y extrasensorial, para Marco y para nosotros.

¡Y creo que ya no me dejo nada! Decir que vale mucho la pena y os animo a hacerlo. Espero que os haya gustado tanto como a nosotros.

IMG_2637IMG_2638

Anuncios